Jet lag

De Wiki de las Ciencias del Deporte y la Salud
Saltar a: navegación, buscar

El jet lag es el resultado del trastorno temporal de los ritmos circadianos, el cual dura hasta que la persona se ha adaptado por completo al horario local de la zona. Los síntomas habituales que se experimentan incluyen mala concentración, irritabilidad, depresión, fatiga, incapacidad de conciliar el sueño, desorientación, pérdida de apetito y problemas gastrointestinales.

Los ritmos circadianos son oscilaciones de las variables biologicas en intervalos regulares de tiempo. Son endogenos, lo que quiere decir que tienen afectaciones hormonales según la evolución de los periodos.

Medidas que ayudan a los deportistas a compensar el jet lag

Aunque si dividimos las recomendaciones para viajes pequeños y para otros más grandes la lista abarcaría numerosas pequeñas recomendaciones, caben destacar las medidas que de alguna manera ayudan de forma más general al deportista, como pueden ser:

  • Medias de compresión: la opción más adecuada en este caso sería la de medias de presión progresiva, esto es, una mayor presión en el tobillo y menor en la pantorrilla. El efecto de una presión más leve consigue que aumente la velocidad del flujo sanguíneo y produce a su vez dos efecto: mantener la sangre circulando sin causar edema y limitar la posibilidad de formar coágulos.
  • Melatonina: aunque es una opción más difícil de calcular en cuanto a la cantidad a tomar, diversos estudios han mostrado que sí es efectiva cuantas más zonas horarias se cruzan. No obstante está contraindicada en personas epilépticas o que toman warfarina (medicamento ainticoagulante oral que trata de prevenir trombos y émbolos).
  • Cafeína: Tomada hacia el final del vuelo, ya que es un potente diurético, ha mostrado ser de ayuda. Lo ideal sería una forma de liberación lenta.
  • Ritmo de ingesta y composición de las comidas: sería conveniente adaptar todo lo posible tanto los alimentos que se toman como su forma de preparación, es decir, cuanto más parecido sea a lo que el deportista ingiere habitualmente más probabilidad tendrá de sentirse bien. Los siguiente elementos permitirían un ajuste óptimo, sobre todo en caso de duda de la calidad de alimentos y agua del lugar al que se viaja. Aunque la lista podría ser más larga, cabe destacar los principales:

- Adaptadores y convertidores para compatibilizar la potencia eléctrica del país al que va a viajar.

- Un calentador eléctrico de agua.

- Un filtro de agua.

- Sobres de bebida deportiva en polvo.

- Agua embotellada.