Individualización

De Wiki de las Ciencias del Deporte y la Salud
Saltar a: navegación, buscar

Uno de los principios del entrenamiento que en la actualidad está consiguiendo cada vez más importancia. Se trata de realizar una especialización adaptada a los deportistas y clientes (para preparadore físico y entrenador personal). Un entrenamiento adaptado a todas las características que rodean al deportista. Cada deportista es un mundo, con unas características físicas y psíquicas diferentes al resto. Un mismo entrenamiento en diferentes personas provocará diferentes resultados y adaptaciones.

En el caso concreto de la carrera de fondo, este efecto se produce debido a diferentes motivos:

La herencia. La genética tiene una gran influencia en el entrenamiento ya que nos condicionará el tipo de fibras musculares, el tamaño del corazón, la altura...

La edad. Las personas más maduras toleran mayores cargas de entrenamiento. Los más jóvenes deberán tener cargas más bajas y variadas.

El sexo. Las mujeres se adaptan de forma diferente a las cargas de entrenamiento, debiendo tener muy presentes las épocas de menstruación.

La nutrición. Una correcta alimentación repercutirá de forma decisiva para poder alcanzar los mejores resultados.

El descanso. Al aumentar el nivel de entrenamientos, también deberán incrementarse los descansos para poder asimilar las cargas de trabajo. Hay que tener en cuenta todos los aspectos que rodean al corredor (trabajo, estudios, familia...).

El nivel de condición física. Cuando se empieza la práctica deportiva se mejora a pasos agigantados al principio. Cuando el nivel es mayor, nos costará mucho esfuerzo y entrenamiento el mejorar un poco.

La motivación. Realizando los entrenamientos con una actitud positiva de superación disfrutaremos más del entrenamiento a la vez que conseguiremos resultados positivos.

Habilidades motrices: También las habilidades motrices como la coordinación o el equilibrio determinarán qué tipo de entrenamiento necesita cada deportista, ya que uno más habilidoso podrá realizar tareas más complejas, mientras uno con habilidades menos desarrolladas deberá empezar por tareas más básicas.

Estado de forma actual: Aunque las capacidades físicas hayan llegado a un determinado punto de desarrollo, puede que el estado de forma del momento no se corresponda con el verdadero potencial del atleta. Es imprescindible que en cada entrenamiento tengamos en cuenta la capacidad del atleta en eso justo momento para aplicarle la carga exacta.

Ritmo de adaptación: No todo el mundo mejora y aprende a la misma velocidad cuando se aplican las mismas cargas, por lo que debemos aplicar una progresión en el entrenamiento adaptada a ese ritmo individual.

Años de entrenamiento: La experiencia en el entrenamiento también marcara el tipo y la magnitud de las cargas, ya que por norma general, a más experiencia mayores cargas y más específicas se pueden tolerar. Estado de salud: Jamás debemos olvidar cómo pueden afectar las enfermedades, patologías y lesiones pasadas o latentes al entrenamiento. Es fundamental la prevención para el desarrollo óptimo del atleta.

Psicológicos Motivación: El grado de motivación llevará al atleta a realizar un esfuerzo más o menos generoso en el entrenamiento, por eso debemos tenerlo en cuenta, no sólo para adaptar la carga, sino para presentarla de tal manera que resulte atractiva y motivante. Experiencia deportiva: La experiencias pasadas, la veteranía o la inexperiencia, los éxitos y fracasos también condicionan la motivación hacia una forma u otra de entrenamiento. Gustos: Sobre esto no hay nada escrito, así que tampoco voy a ser yo quien apunte la primera palabra. Simplemente debemos conocerlos para evitar situaciones de rechazo hacia determinados entrenamiento y buscar los más estimulantes para cada sujeto.

Ambientales

Objetivos: Pero está claro los objetivos del atleta marcarán una diferenciación del entrenamiento.

Disponibilidad horaria: Sobre todo en atletas que compatibilizan varias actividades, ya sean profesionales o personales y familiares, es importante no excederse del tiempo que ellos disponen.

Alimentación: La alimentación es determinante para una óptima recuperación y para un buen estado de salud general. Es recomendable marcar unas buenas pautas nutritivas, pero si esto no resulta posible, entonces el entrenamiento deberá ser adaptado al tipo de alimentación. Esto es frecuente sobre todo en deportistas que realizan dietas restrictivas calóricamente.

Tiempo de descanso: Como hemos visto numerosas veces en este blog, es fundamental encontrar el equilibrio esfuerzo/recuperación. Por tanto la carga de entrenamiento dependerá completamente de la posibilidad de mantener este equilibrio.

Medios de recuperación: Esto está íntimamente relacionado con el anterior, ya que un atleta que tiene acceso a terapias físicas, suplementación nutricional y lleva un control médico, podrá tolerar más carga de entrenamiento que otro que no disponga de estos medios.

Espacios y medios para la práctica: Se pueden entrenar las mismas capacidades con métodos diferentes, por tanto debemos seleccionar aquellos en los que cada atleta pueda desarrollarlos con los medios que tenga a su disposición.


Referencias

Curso de Carrera de Fondo, Unidad 1. Principios del entrenamiento deportivo, 1.1. Principio de la Individualización, Alto Rendimiento

En otros idomas

País Traducción
Bandera uk.jpg Inglés insert word here!
Bandera francia.jpg Francés
Bandera arabia.jpg Árabe
Bandera china.jpg Chino
Bandera italia.jpg Italiano
Bandera rusa.jpg Ruso
Bandera alemania.jpg Alemán