Gasto cardiaco

De Wiki de las Ciencias del Deporte y la Salud
Saltar a: navegación, buscar

El volumen de sangre expulsado por los ventrículos del corazón cada minuto; igual a la cantidad de sangre expulsada en cada pulsación multiplicada por el número de pulsaciones por minuto; usualmente se expresa en litros de sangre por minuto. El gasto cardiaco puede aumentar con el ejercicio aeróbico regular. El volumen de sangre expulsado por los ventrículos del corazón cada minuto; igual a la cantidad de sangre expulsada en cada pulsación multiplicada por el número de pulsaciones por minuto; usualmente se expresa en litros de sangre por minuto. El gasto cardiaco puede aumentar con el ejercicio aeróbico regular. El volumen de sangre expulsado por los ventrículos del corazón cada minuto; igual a la cantidad de sangre expulsada en cada pulsación multiplicada por el número de pulsaciones por minuto; usualmente se expresa en litros de sangre por minuto. El gasto cardiaco puede aumentar con el ejercicio aeróbico regular.


Gasto Cardiaco: (Q)

Es el mismo Volumen minuto cardíaco (V.M.C.) se conoce como la cantidad de sangre desalojada en un minuto por el corazón. Cuando nos encontramos en calma (reposo) el corazón desaloja un volumen entre 5 a 6 litros por un minuto y cuando generamos una actividad física puede multiplicarse de 4 a 6 veces, en momentos que estamos en peligro y la adrenalina se dispara podemos alcanzar valores de 25 a 30 litros por minuto. Por lo tanto, la inactividad como el esfuerzo físico, producen cambios fisiológicos relacionados directamente con la salud.

Hay que reconocer que no todas las personas responden de la misma manera ante esfuerzos físicos determinados, tales diferencias ponen en manifiesto la existencia de aptitudes que dependen de las características individuales

El gasto cardiaco está directamente relacionado con el volumen de oxigeno requerido para dar la energía correspondiente a la demanda muscular.

Entendiendo así que a mayor demanda de actividad muscular se activará el consumo de O2, para ello, será imprescindible un reajuste hemodinámico que nos lleva a un aumento del gasto cardíaco, redistribuyendo los volúmenes de sangre para mejorar la perfusión muscular.


Referencia


Ramírez Rodrigo Jesús, Congreso: VII Congreso Internacional Sobre la Enseñanza de la Educación Física y el Deporte Escolar, Conferencia El ejercicio físico: una poderosa estrategia de salud, Pontevedra: 3-6 de Noviembre de 2009. Tomado de: [1] en línea.

Marco Satorre Juan, Fisiología II: Sistema Respiratorio Unidad 6, curso de entrenador personal EHFA nivel III, Editorial Alto Rendimiento, 2011, España