Fatiga

De Wiki de las Ciencias del Deporte y la Salud
Saltar a: navegación, buscar

Es una sensación de falta de energía, de agotamiento, cansancio o de motivación.

La somnolencia y la apatía (un sentimiento de no importarle qué suceda) pueden ser síntomas que acompañan a la fatiga.

La fatiga puede ser una respuesta normal e importante al esfuerzo físico, al estrés emocional, al aburrimiento o a la falta de sueño. La fatiga es un síntoma común y por lo regular no se debe a una enfermedad seria, pero puede ser un signo de un trastorno físico o mental más grave. Cuando la fatiga no se alivia con el hecho de dormir bien, nutrirse bien o tener un ambiente de bajo estrés debe ser evaluada por un médico.

El patrón de fatiga le puede ayudar al médico a determinar su causa. Por ejemplo, si usted se levanta descansado en la mañana, pero rápidamente presenta fatiga con la actividad, puede tener una afección, como hipotiroidismo. Por otro lado, si usted se despierta con un bajo nivel de energía y tiene fatiga que dura todo el día, puede estar sufriendo de depresión.

Otros factores:

La fatiga se siente debido a que el volumen de sangre en el cuerpo se reduce a medida que se agrava la deshidratación, esto hace que el corazón no funcione con total eficiencia. Cuando va avanzando la deshidratación el cuerpo empieza a tener dificultades para disipar el calor interno y crea tensión, que se manifiesta en forma de fatiga.


Causas

Existen muchas causas posibles de la fatiga, por ejemplo:

Anemia (incluso anemia ferropénica). Depresión o aflicción. Deficiencia de hierro (sin anemia) Medicamentos como sedantes o antidepresivos. Dolor persistente. Trastornos del sueño, como insomnio continuo, apnea obstructiva del sueño o narcolepsia. Hipotiroidismo o hipertiroidismo. Consumo de alcohol o de drogas, como cocaína o narcóticos, especialmente si se utilizan con frecuencia.


Cadena de procesos fisiológicos que suceden entre el SNC y el músculo durante la contracción muscular.

Cerebro: la motivación puede ser uno de los mecanismos que puede producir fatiga.

Medula espinal: Cuando la orden motora genera una señal eléctrica, viaja a lo largo de las neuronas hasta la fibra muscular. Pues existen varios mecanismos que pueden generar la aparición de la fatiga. Se puede producir una inhibición refleja de las motoneuronas, ya sea un aumento de la inhibición de los reflejos o una disminución en la participación de las motoneuronas alfa, paralizándose la señal eléctrica, no llegando a la fibra muscular.

Sistema nervioso periférico: se puede producir fallos en la transmisión neuromuscular.

Sarcolema muscular: fallos en el potencial de acción, no se transmite adecuadamente a lo largo del sarcolema.

Sistemas túbulos T: desequilibrios eléctricos en el Potasio, sodio y agua, como consecuencia principalmente del sudor, pueden generar que el sistema de los túbulos T, los receptores de rianodina y dihidropiridina, no estén bien coordinados, produciéndose la disminución de la contracción muscular. También se puede encontrar alteraciones en los canales de calcio. Si el calcio no sale de retículo sarcoplásmico adecuadamente o con la velocidad adecuada, o no tiene la capacidad de volver al retículo sarcoplasmico, disminuye la contracción. El calcio es uno de los elementos que más participa en la aparición de la fatiga.

Calcio: Como no sale el calcio adecuadamente en la cantidad y velocidad necesaria y tampoco ingresa rápidamente al retículo sarcoplásmico, aparecen fallos en la activación. A la estructura que se une el calcio, la troponina (fibra de proteínas que va enrollada a lo largo de la actina), pues es la que facilita la unión del calcio y a partir de esa unión es cuando se produce el cambio conformacional que permite a los filamentos finos deslizarse por los gruesos. Al alterarse el calcio, falla esa activación. El aporte energético, los sustratos energéticos, es muy importante ya que es uno de los factores importantes en la aparición de la fatiga. Si falta glucosa, grasas o proteínas puede generar la fatiga. Depende de la intensidad de la actividad. Los hidrogeniones es uno de los factores que más participa en la aparición de la fatiga. Lo mismo ocurre con el amoniaco generado por los aminoácidos cuando se degradan. EL fosfato inorgánico también se cree que es un gran precursor de la fatiga.


El síndrome de fatiga crónica (SFC) es una afección que empieza con síntomas seudogripales y dura seis meses o más. Se diagnostica con base en la presencia de un grupo específico de síntomas y después de haber descartado todas las otras causas de fatiga. La mayoría de las personas con SFC no obtienen mucho alivio del descanso.

Cuidados

A continuación se presentan algunos consejos para reducir la fatiga:

Duerma bien todas las noches. Consuma una dieta saludable y bien balanceada, y beba abundante agua a lo largo del día. Haga ejercicio regularmente. Aprenda mejores formas de relajación. Ensaye con yoga o meditación. Mantenga un horario de trabajo y personal razonable. De ser posible, cambie las situaciones estresantes. Por ejemplo, cambie de trabajo, tome vacaciones y enfrente los problemas en la relación de pareja. Tome multivitaminas. Consulte con el médico para saber cuál es la mejor opción en su caso. Evite el consumo de alcohol, nicotina y drogas.


Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003088.htm