Carga de carbohidratos

De Wiki de las Ciencias del Deporte y la Salud
Saltar a: navegación, buscar

Es una técnica de comidas y ejercicios que se utiliza para construir reservas de glucógeno en las fibras musculares para desarrollar una resistencia máxima en las pruebas deportivas de larga distancia. Resulta beneficiosa sólo en pruebas de alrededor de 60 minutos porque después puede agotarse el glucógeno, lo que inhibe la capacidad de trabajo.


Carbohidratos previos a la competición


Siempre que la actividad a emprender sea moderada (a un ritmo que puedas mantener durante más de media hora), el cuerpo podrá digerir alimentos durante la actividad. Comer antes de la competición puede ayudar significativamente a aportar energía para el ejercicio y así prevenir mareos, fatiga e indecisiones derivadas del bajo nivel de azúcar.

Los alimentos consumidos entre 5 minutos y 4 horas antes de la actividad ayudan a carburar los músculos y cerebro, contribuyendo a un mejor rendimiento.

Para intensidades más elevadas como en el caso de remo, el ciclismo, el judo o incluso el entrenamiento de velocistas, el flujo sanguíneo se desvía rápidamente del estomago a los músculos que trabajan más. Si el entrenamiento o competición serán a un ritmo intenso, sería importante dejar unas cuatro horas entre la comida principal y la competición. Ese es el tiempo necesario para que el estómago se vacíe de comida.

Los hidratos de carbono son muy importantes para mantener el niveles de azúcar sanguíneo (el fuel utilizado por el cerebro) y glucógeno (el combustible utilizado por los músculos). Como el nivel de azúcar disminuye mientras duermes, necesitas recargar el almacén vaciado para evitar que el rendimiento matinal sufra. Si la competencia es , por ejemplo, al rededor de las 10 de la mañana, se sugiere tomar un desayuno basado en carbohidratos entre las 6 y las 8 de la mañana. Los cereales, fruta, zumo de fruta o incluso el pan son buenas opciones que además nos permitirán tener mayor concentración y a responder con más eficacia durante la competición matinal. Por otro lado, debemos asegurar comer lo suficiente una noche anterior: por ejemplo una merienda más abundante, baja en grasas y una comida o tentempié antes de ir a la cama. La ventaja radica en las posibilidades de mantener un alto nivel energético aumentarán para la mañana siguiente.


Referencias

Clark, Nancy, Nutrición Deportiva: alimentación antes de la competición, Revista Alto Rendimiento, Vol. 2, Nº. 10, 2003, Pág. 9-10 ISSN. 1695-7652, Editorial Alto Rendimiento http://www.altorendimiento.com/component/multicategories/article/104-revista-alto-rendimiento/10-triatlon-nutricion-entrenamiento-natacion-ciclismo/1581-nutricion-deportiva