Beneficios de la flexibilidad

De Wiki de las Ciencias del Deporte y la Salud
Saltar a: navegación, buscar

La flexibilidad también conocida como movilidad articular, es la capacidad de una o de un conjunto de articulaciones de moverse libremente de forma fluida en toda su amplitud y rango de movimiento.

Desde el punto de vista del fitness, la flexibilidad representa una cualidad importante para una persona activa; ella contribuye a mantener el bienestar físico, una correcta postura, mejora los resultados deportivos, ayuda el desarrollo de la fuerza y a prevenir lesiones. La flexibilidad de una articulación es especifica, es diferente para distintas articulaciones y es diferente en individuos distintos. También hay que aclarar que partiendo del principio que es importante tener un nivel básico de flexibilidad, eso no quiere decir que más flexibilidad es siempre mejor.

A medida que aumenta la flexibilidad se reduce la estabilidad, por eso un exceso de flexibilidad puede llevar por tanto a carencias de estabilidad.

Si nos centramos un poco en los tipos de estiramientos, podemos hablar de estiramiento estático: es el único método conocido por muchos. Si algo está tenso, lo estiran. Sin duda el estiramiento estático cumple una función importante. En los estiramientos estáticos debes mantener la posición final de estiramiento durante al menos 15-20 segundos, aunque en algunos casos necesitas al menos un minuto para que el tejido sufra modificaciones relevantes. El estiramiento debe ser incómodo, pero no doloroso. Si notas dolor, reduce la presión que aplicas. Al estirar debes estar relajado, respirando normalmente y sin hacer gestos de dolor. El sistema límbico, que controla las emociones, está íntimamente ligado con el sistema neuronal que controla la longitud y tensión muscular. Resultado práctico: si tienes ansiedad o estás intranquilo, tu flexibilidad se ve impactada.

Los estiramientos dinámicos, como su nombre indica, pretenden mejorar la flexibilidad del músculo en movimiento, con mayor velocidad que en el estiramiento estático, y sin detenerse en el rango final del movimiento como en el caso de estiramientos estáticos. Por este motivo los estiramientos dinámicos pueden ser utilizados como parte de un calentamiento general antes del entrenamiento, e incluyen cosas como giros de cuello y brazos, desplantes, correr en el sitio, sentadillas sin peso.

No debe confundirse el estiramiento dinámico con el llamado estiramiento balístico, o con rebote. Este tipo de estiramiento sí que permiten llevar el músculo más allá de su longitud normal, pero tienen mayor riesgo de lesión y son poco efectivos. Primero porque el tiempo que pasa el músculo en su posición de máxima extensión no es suficiente para generar una adaptación, y segundo porque reducen el umbral en el que se dispara el reflejo de estiramiento.

Como norma general un buen utilizo de los estiramientos seria, ante de empezar un entrenamiento o una carrera hacer un calentamiento general (saltar cuerda, correr en el sitio) seguidos de estiramientos dinámicos similares a los movimientos que vas a realizar posteriormente, pero con menor intensidad.

Mientras una vez terminada tu sesión o carrera, incluir estiramiento estático puede ayudar a relajar los músculos, que responden además mejor al trabajo de flexibilidad cuando están calientes. Es un buen momento para hacer énfasis en aquellos aspectos que limitan tus patrones de movimiento.

Para terminar podemos decir que algunos de los aspectos que tienen eficacia y ventajas en el trabajo de flexibilidad son: relajación y alivio del dolor muscular, cuando nuestros músculos se encuentran tensos y contracturados, la sangre llega a ellos con menos fluidez, y por consiguiente hay una falta de oxígeno y de nutrientes en ese músculo. Todo ello provoca que haya una fatiga y un dolor muscular. Es aquí donde los estiramientos contribuyen a disminuir o eliminar la tensión padecida por la musculatura. Es muy importante que recuerdes que el ejercicio y los estiramientos son más eficaces para disminuir la tensión muscular que los medicamentos.

Previene y mejora los problemas de espalda: los problemas de espalda hoy día son muy comunes a gran cantidad de personas, las malas posturas en el trabajo, ante el ordenador, el mobiliario inadecuado, generan una gran rigidez y tensión en la espalda, sobre todo en la zona lumbar. Los estiramientos son uno de los medios más efectivos para la prevención y la cura de los dolores musculares, hasta el punto de ser incluidos y utilizados por fisioterapeutas.

Mejora la capacidad de equilibrar la postura: El sedentarismo sumado a las malas posturas provocan desequilibrios en el desarrollo muscular y esquelético. Así, la combinación de ejercicios de fortalecimiento de la musculatura con ejercicios de flexibilidad son uno de los mejores medios para lograr un equilibrio postular.

Recuperación más rápida tras la fatiga: La rigidez muscular y la acumulación de residuos metabólicos (como por ejemplo el ácido láctico) son algunos de los principales efectos de una sesión de entrenamiento intensa, o bien si eras una persona un poco sedentaria y acabas de comenzar a hacer ejercicio físico. Los estiramientos contribuyen a mejorar estos problemas, aumentando la irrigación de sangre en el músculo, eliminando sustancias residuales y acelerando el proceso de reconstrucción de nuevos sustratos energéticos.

Prevención y tratamiento de lesiones: si posees una musculatura fuerte y elástica lograrás prevenir lesiones, pero si esta se produjera, cuando el tejido lesionado es elástico y flexible, la gravedad de la lesión será menor, por lo que tu tiempo de recuperación y rehabilitación será menor y menos doloroso. La movilidad articular y la elasticidad muscular permiten movimientos amplios y flexibles, mejor coordinados y controlados, por lo que nuestros gestos deportivos obtendrán más éxito en sus ejecuciones.